Una mujer no pagaba la factura de la luz por tener que pagar su seguro de vida

7/10/2021

Guadalupe es originaria de El Salvador y actualmente vive junto a sus tres hijos en España, donde trabaja a tiempo parcial en una residencia de ancianos, percibiendo unos 850 euros al mes.

Hace un año y medio, y debido a un gasto excepcional, decidió contratar un préstamo personal de 5.000€. Sin embargo, su banco le transmitió que para poder acceder a este préstamo debía contratar un seguro de vida, hasta ahí es algo que a todos nos puede sonar familiar pero la diferencia en el caso de Guadalupe es que le hicieron contratar un seguro de vida de más de 185.000€ de capital, muy por encima de los 5.000€ que pidió de préstamo y que implicaba una desorbitada mensualidad de 91,45 euros al mes y que lo debía pagar durante tres años.

Esta es la historia de cómo una clienta real consiguió anular su seguro de vida gracias a Coventia y liberarse de las condiciones que le “impuso” su entidad bancaria.

Gracias a su llamada, Guadalupe no solo consiguió aliviar su situación, sino que consiguió información legítima sobre el funcionamiento de los seguros vinculados a préstamos bancarios. Esta es su historia.

El problema: Los seguros de vida de los bancos

Como a menudo sucede, cuando un cliente necesita pedir un préstamo personal o una hipoteca, el banco le “invita” a contratar alguno de sus seguros, a menudo haciendo creer que este es un producto de obligada contratación. Lamentablemente, esta práctica es más habitual cuando se trata de clientes con poca formación o poco conocimiento del funcionamiento de productos financieros y aseguradores.

En este caso, el banco “invitó” a Guadalupe a contratar un seguro de vida, con un capital y un precio alejados de sus necesidades y posibilidades ya que a pesar de su edad (42 años), este seguro le costaba 91,45 euros al mes (1.097,4€), prácticamente un 10% de sus ingresos mensuales. Además, Guadalupe debía pagar este seguro hasta el año 2023 (3 años) o hasta la finalización del préstamo. Con estos números, no es difícil imaginar su complicada situación y lo injusto de esta contratación forzosa.

Es importante recordar tanto como podamos que por ley nunca es obligatorio contratar un seguro de vida con un préstamo y que los productos aseguradores de los bancos pueden llegar a ser (según el reciente estudio de INESE) hasta un 70% más caros que los de las aseguradoras. Por eso, acudir a otras aseguradoras es una recomendación general para escapar de los altos precios de los seguros del banco.

La solución: Un seguro económico justo con Coventia

Guadalupe estaba intentando llamar una vez más a su banco para intentar anular su seguro pero esta vez fue distinto y buscando en Google el teléfono de su seguro llamó por equivocación a Coventia. “Ahogada” por su situación, con un sueldo de 850 euros y 3 hijos a su cargo, quería reducir tanto como pudiera el precio de su seguro y quería más información de como podía con Coventia pagar un 30% menos por su seguro.

Con 800 euros y pagando esto imagínate lo que me queda, estoy ahogada…

En su llamada, Coventia le informó de todo el proceso. Entre otros detalles, se le informó de que la contratación de un seguro de vida con un préstamo nunca es obligatoria, de que los precios de los seguros de los bancos son de media un 70% más caros que los de aseguradoras externas y que una vez contratado tampoco es obligatorio contratarlo con el banco. Es decir, Guadalupe podía reducir automáticamente en un 30% el precio de su seguro pasándolo a Coventia, sin que el banco pudiera oponerse.

Finalmente, Guadalupe pudo anular su seguro (una gestión tramitada íntegramente por Coventia), a pesar de que su banco le indicaba que esto no era posible. Desde Coventia le asesoramos que aunque el seguro de vida es fundamental para la tranquilidad de su familia en su situación no le podríamos recomendar realizarlo ya que lo principal era poder pagar sus facturas y luego conseguir disponer de un pequeño colchón con el que contratar su seguro de vida.

La verdad es que no te conozco, pero llegaste como un ángel. No puedo ni creer que me haya quitado este seguro de encima.

En Coventia, nos encontramos todos los días con prácticas de este tipo por parte de la banca, como el caso de Guadalupe. Por eso, en Coventia trabajamos por ofrecer seguros de vida con precio y trato justo: por eso, siempre y en todos los casos mejoramos un 30% menos de lo que estés pagando con tu banco

No solo trabajamos con un producto, sino también con unos valores, para que todos nuestros clientes puedan acceder al seguro de vida que se merecen a un precio justo y además poder contribuir a la sociedad, ya que el 5% del beneficio de Coventia es destinado a iniciativas solidarias que el cliente elija.

¿Conoces más casos como el de Guadalupe? ¡Háznoslo saber! Ponte en contacto con nosotros y te informaremos sin ningún compromiso sobre tu nuevo seguro de vida.