¿Qué cubre un seguro de vida?

7/4/2021

¿Estás pensando en contratar un seguro de vida? Hoy te contamos qué cubre un seguro de vida y para qué situaciones puede resultarte útil. Descubre qué coberturas tiene un seguro de vida y qué supuestos no cubre. 

Seguro de vida: coberturas y garantías

La cobertura más frecuente y común a prácticamente todos los tipos de seguros de vida es el fallecimiento. Si el tomador de un seguro de vida fallece, sus herederos y beneficiarios recibirían el dinero suficiente que les permita readecuar su vida a la nueva situación financiera sin su ser querido.

Además de esta cobertura, que es la más frecuente, existen otros supuestos que puede contemplar un seguro de vida. Estas son algunas de las coberturas que garantiza un seguro de este tipo:

  • Capital de fallecimiento. Esta cobertura toma en cuenta el capital asegurado, que se especifica en la póliza y que puede variar según las condiciones de cada aseguradora. 
  • Invalidez. También es posible que un seguro de vida tenga otras coberturas, como por ejemplo la invalidez total o parcial, temporal o permanente. En este caso, se contempla que si el tomador sufre un accidente que le incapacite para desempeñar su trabajo, sus herederos recibirían el pago del seguro para poder sustentarse.
  • Fallecimiento, vinculado a la hipoteca. Es muy habitual que el seguro de vida se contrate vinculado al diferencial de la hipoteca. En este caso, lo que cubre este seguro de vida es el capital que se ha pedido al banco para el pago de la casa. Es decir, que si el tomador del seguro falleciese, la aseguradora pagaría el capital restante al banco. Así, los herederos no recibirían ninguna deuda en su herencia. 

En cualquier caso, los seguros de vida (independientemente de su tipo y sus coberturas) tiene como fin el garantizar que los herederos puedan ser económicamente independientes sin los ingresos del tomador. Al percibir ese capital asegurado, se garantiza que puedan continuar con sus vidas sin problemas de liquidez, algo particularmente importante si son menores o si no han finalizado sus estudios o en caso de Invalidez que la persona que tenga el seguro pueda adecuarse a la nueva situación que suele ir acompañada con una merma de ingresos y un incremento en los gastos. 

¿Qué NO cubre un seguro de vida?

Si estás planteándote contratar un seguro debes saber que hay algunas casuísticas que no cubre un seguro de vida. Estas son algunas de ellas:

  • Suicidio. En la mayoría de los casos, el suicidio es un caso que no queda cubierto por el seguro de vida. Es posible que encuentres alguna póliza que sí lo cubra, pero normalmente estas pólizas tienen un periodo de carencia de alrededor de un año, en el que este supuesto tampoco tendría validez durante ese primer año de póliza.
  • Actos imprudentes. Si el tomador del seguro comete actos imprudentes que pongan en peligro su integridad física, este caso tampoco quedaría cubierto por el seguro de vida. Hablamos por ejemplo de consumo de estupefacientes, alcohol, participación en actos delictivos o actos de negligencia graves.
  • Ciertos accidentes de tráfico. De forma relacionada con el supuesto anterior, algunos accidentes de tráfico pueden quedar excluidos, por ejemplo si el asegurado conducía el vehículo bajo los efectos del alcohol o las drogas.
  • Deportes de riesgo. Otros casos que pueden no ser cubiertos son los fallecimientos por deportes de riesgo extremo, como el alpinismo, las carreras de coches o motos, el toreo, etc.
  • Homicidio perpetrado por los beneficiarios. En caso de que el fallecimiento fuese inducido con dolo por parte de algunos de los herederos y beneficiarios, estos no podrían beneficiarse del pago del seguro.

Es importante que tengas en cuenta todos estos supuestos antes de firmar tu póliza y que te asegures de que tu seguro cumple con las condiciones que tú y tu familia necesitáis. Recuerda que, si estás interesado en cambiar el seguro de vida de tu hipoteca, con Coventia ahorrarás un 30 %  respecto al precio que te da tu entidad financiera en el 100% de los casos. Haz el cálculo rápidamente con nuestro simulador y empieza a ahorrar en tu seguro sin renunciar a tu cobertura.